lunes, 10 de septiembre de 2012

"El libro perdido"

Ejercicio para el curso de animador lector, escribir un cuento menos de 760 palabras..misterio infantil, con educación en valores…(Sep. 2012)

El libro Perdido
Por Pilar Redondo

Erase una vez una niña en el patio del colegio, donde iba a sacar su merienda para tomarla con sus amig@s. Cuál fue la sorpresa de ella, que al sacar de su mochila su merendero, faltaba el libro de aventuras que había sacado de la biblioteca ayer para hacer un trabajo en equipo. Pero no fue solo eso lo que le sorprendió sino que alguien había dejado una carta con una nota dentro, en la que decía ( ¿te olvidaste de mi? ). Emma se puso las manos en la boca y fue corriendo a comentárselo a sus compañer@s Eloisa, Manuela, Guillermo y lugar.
 A todos les pareció un misterioso asunto el cual debían resolver. 
Sin perder nada de tiempo los chicos-detectives se pusieron manos a la obra. Empezaron la investigación desde la biblioteca, en el mismo sitio donde ella cogió el libro la tarde anterior. Buscaron por todas partes, barajando la hipótesis de que alguien hubiese visto caer el libro desde la mochila de ella. Mas tarde, cansados de buscar y andar todo el recorrido desde la biblioteca a su casa lo dejaron por imposible. Pero a la mañana siguiente Emma recibió otra carta anónima con una nota dentro, ésta vez, se la habían dejado en la puerta de sus casa, en la que decía (piensa, indaga y serás afortunada). Estaba desconcertada, no sabía quien le escribía y porqué le decía esas cosas. Pero los chic@s-detectives empezaron hacer mil preguntas a todos sus compañeros, trazaron planes, pero ninguno tuvo éxito en la búsqueda del libro. Todos en el recreo del colegio comentaron las ideas y lo que habían hecho para esclarecer el caso, pero en vano. Así que se fueron a casa a descansar.
A la mañana siguiente Emma encontró otra carta, ésta la habían dejado en la cocina al lado de su tazón de leche con cola-cao y tostadas. ¿Quién podrá ser?.Cada vez se estaban acercando mas a ella, se estaba poniendo nerviosa, no se aclaraban al descifrar las pistas que dejaban. Con ese pensamiento Emma camino hacia el colegio y se puso hablar con sus compañer@s detectives, y  tuvieron una gran idea!!!.
Representarían todo los movimientos que Emma dio aquel día, y sin decirlo dos veces cada uno recorrió, buscó, indagó todos los sitios a los que Emma fue aquel día desde la mañana hasta la noche, es decir desde que salió de su casa para la escuela hasta que volvió a ella por la tarde.
Solo les quedaba registrar su casa. Nada mas terminar las clases todos se fueron corriendo para encontrarse justo en la puerta de la casa de su amiga Emma.
Entraron con mucho cuidado, la casa estaba sola, sus padres estarían trabajando hasta las tres. Así que subieron las escaleras, abrieron la puerta de su habitación, y con mucho cuidado entraron. Cuál fue su sorpresa cuando encima del escritorio habían dejado otro sobre idéntico a los otros con una nota en el interior que decía
( caliente, caliente, da tres pasos a la izquierda). No entendían que podría estar sucediendo, pero en aquel preciso momento, Guillermo mas atrevido que ninguno, dio los tres pasos a la izquierda, y fue ahí cuando lo vio. El libro estaba debajo de una marabunta de jerséis que se encontraban apilados encima de la silla.
En aquel preciso momento, Emma recordó que aquella noche ella había sacado para ojear el libro de la biblioteca y habiéndose quedado dormida alguien  se lo quito y lo colocó allí.
Muy bien, ya habían localizado el libro, un gran alivio, hay que decirlo, dijo Eloisa, con su peculiar forma de hablar. ¿Pero quien escribió todas aquellas notas? aún estaba por resolver eso, aunque no tardaron mucho, puesto que nada mas bajar al final de las escaleras les esperaba una persona blandiendo un sobre idéntico a los anteriores en las manos. En la oscuridad del rellano no podían distinguir quien podría ser, así que bajaron uno detrás del otro, muy pero que muy despacito. La sorpresa fue tan grande que todos se quedaron boquiabiertos. Allí estaba al final de las escaleras esperándoles la mamá de Emma muy sonriente. Ésta sin mas contemplaciones le dejo a  su hija el sobre, en el cual había una nota que decía ( por fin, ¿ entiendes ahora el valor de las cosas?)
Emma y sus amigos se quedaron boquiabiertos al saber que siempre había estado allí el libro y su madre le había querido dar una lección, por ser una niña un poco mimada y descuidada.

...Colorín colorado este cuento se ha terminado...



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada