lunes, 10 de marzo de 2014

"Cuenteando en el oso y su libro"

Buenos días amigos y amigas amantes de los cuentos,
¡¡Por fin!! 
Después de muchos meses, Joaquín, librero del oso y su libro y yo hemos quedado una mañana de sábado para contar en su maravilloso espacio lleno de fantasía y con olor a buena gente.
Allí cargadita de buenas historias y con una sonrisa al cien por cien, dispusimos del espacio para que fuera agradable y funcional para vosotros. 
Tengo que decir que desde la feria del libro 2013, estoy con Joaquín eligiendo fechas, pero siempre estábamos liados con una u otra cosa.
Así que hoy estoy de estreno, jajajja... Y que agradable sorpresa encontrarme con amigas y personas queridas que son fans de mi amigo el libro mágico de los cuentos.
Colocado en un lugar extraordinario de la librería, allí aguardaba a los peques el libro cuentero.

Explicando las reglas del libro mágico de los cuentos

Estaba deseoso de que lo presentara para poder empezar a viajar y a transportar a los peques a mundos llenos de fantasía.
Justo dando las doce campanadas un peque dijo, Pilar no puedes empezar, faltan mis dos amigas, seguro que están a punto de llegar. Y allí estaba yo bromeando con los peques hasta que aparecieron las dos amigas del alma que fueron presentadas, por si alguien lo había dudado, por su querido amigo.

Aquí, mi amigo el presentador 

Comienza la sesión cuentera, la librería como el camarote de los hermanos Marx, algunos papás en las cristaleras como un día de rebajas, jajajajaj.
Que buena mañana de sol par contar historias del libro mágico, historias que me han hecho crecer poco a poco en mi mundo cuentero.
Y allá va, comienza la sesión, saludos, despertamos a los cinco sentidos y doy a conocer las dos reglas del libro mágico: soplar para abrirse y cantar para cerrarse.
Al soplar el libro mágico de  los cuentos se abre para una nueva sesión, y como vagones de un tren van desfilando los cuentos 1, 2, 3...
Empiezo a narrar, a contar, a saborear y masticar las palabras a deleitarme con sus miradas y sus boquitas abiertas.

contando las aventuras de un ratón

De mi boca salen cuentos sin parar, pero llega el momento del final y veo en sus ojos ganas de mas y yo no me lo pienso y vuelvo a contar.
Cantamos la canción y nos despedimos de nuestro amigo hasta la próxima sesión cuentera.

cantando para cerrar


Gracias  Joaquín, librero del oso y su libro, un espacio cultural donde los cuentos y la simpatía van de la mano.

Besos de días soleados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada