miércoles, 7 de mayo de 2014

"Presentación oficial Tito, mi gran amigo en la librería Ínsula Barataria"

¡¡Buenos días amigos y amigas amantes de los cuentos!!


Tito, mi gran amigo
Un cuento de la mano de Marián Bombarelli en las ilustraciones y una servidora en la creación del cuento.
Ya comenté como surgió todo y el embarazo con parto incluido que tuvimos, os dejo el enlace del post anterior Un sueño hecho realidad
Pero lo peor no ha pasado, ahora llega la distribución y presentación del mismo.
Y es aquí querido amigo y amiga lo que hoy os voy a narrar.
El miércoles día 23 de abril a las 19:30 horas, fue la presentación oficial (por llamarlo de una forma mas correcta) en Sevilla, en la Librería infantil Ínsula Barataria.





Miedo, horror, pavor y todo aquello que os venga a la cabeza es lo que sentí en aquella tarde en la cual un trocito de mí se exponía al mundo.
Llevo contando varios años y presentar un cuento, que ha nacido en tu cabeza, que ha madurado en tu corazón y se ha forjado en tus manos, da pánico.
Solo el pensar que muchas personas adultas y pequeñas pueden estar hojeándolo, hace que me cuestione muchas cosas que antes las daba por hechas.
Pero llegar a Ínsula Barataria, encontrarte el cariño de sus dueños, el calor y la ternura de su espacio, hace que realmente me sienta muy cómoda.
Estaba todo preparado y mimado para la ocasión, Ínsula se vistió de gala. En una de sus esquinas presentaba un escenario con su telón y focos. Para los pequeños una gran alfombra roja tipo "los oscars" por la cual desfilaron los pequecuenteros felices y orgullosos de asistir al evento.
Allí estábamos nosotras, con nuestras caras sonrientes de felicidad, nuestro miedo palpable a un público muy exigente.



Llegó la hora y como buen anfitrión Miguel Ángel se situó en el escenario 



y desde ese momento no dejó de mimarnos y arroparnos con sus palabras. Me sentí como una gran escritora, como estas que salen con su retrato en las solapas de los libros, sentada en su sillón y gafas en mano. Sin contar la cantidad de cámaras de fotos y de vídeos que filmaban el gran día.




Gracias Miguel Ángel Limón, por tus tiernas palabras hacia nosotras, gracias por preguntar e investigar sobre Marián, no la conocías y querías estar a la altura. 
Pienso que no se podía haber hecho mejor. Te felicito por tus palabras afortunadas hacia nosotras. Muchos besosabrazos para ti y para tu familia, sois unos libreros inmejorables.

Me adelanté al escenario y empecé a hablar de nuestro proyecto, de cómo nos conocimos, como ha llegado a las librerías, hasta el momento que estábamos viviendo. 
Una vez terminada las presentaciones y cada una de nosotras dijimos lo que pensábamos oportuno en el momento, llegó el momento de la contada, el libro mágico se abrió y por primera vez salió de él un cuento escrito por mí.



A mi derecha se encontraba Irene, empezó tocando el violín, una pieza maravillosa "El príncipe Igor de Stravinsky"que incitaba a todos a querer más y más.




Poco a poco las palabras se iban situando en mis labios y salían con la naturalidad de siempre. Los ojos, las caras, las cabezas de todos los que estaban allí eran de alegría compartida. Contar en un sitio donde puedes recoger cariño, felicidad, alegría, hace que sea muy fácil andar en el camino.


Terminó la historia y cerramos el libro mágico de los cuentos hasta la próxima contada.
Hasta ese momento no quería mirar para una zona donde estaban los adultos y entre ellos MI MADRE. Al alzar la mirada la vi, emocionada, orgullosa y satisfecha de la vida. Sin pensárselo vino hasta mí, y de esos abrazos que te atraviesan el alma, así, de esos, me lo dio ella. 

Hasta ese preciso momento no me di cuenta de la tensión acumulada, de los nervios reprimidos... Y juntas empezamos a llorar. Un momento, décimas de segundos, pero no hubiese elegido un final mas emotivo para la ocasión.
En ese preciso instante las personas empezaron a felicitarnos por el álbum ilustrado, por la contada, por las dedicatorias...por todo, gente muy agradecida, familiares, amigos y la gran mayoría público cuentero exigente y experto.
Se vendieron en menos de una hora 26 ejemplares, otros 4 habían sido comprados en otras librerías y traídos para la presentación oficial.



Jamás había firmado un libro, bueno quitando los de la firmas de museos y los de comunión, en los cuales te explayas hasta la saciedad, ajajjaja
Pero aquí miraba al peque y surgían las palabras. Ahora entiendo cuando mis padres siempre me han dicho, "Tú, tienes el don de la palabra".
Regalamos chupetes de caramelos con lazos azules para los peques. Una tarde muy dulce.
Gracias a todos los que estuvisteis presentes, mimándolos en un día muy especial para nosotras.

Besos de palabras acertadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada