jueves, 29 de enero de 2015

"... Y llegó el cuento viajero a casa"

¡Buenas tardes amigos y amigas amantes de los cuentos!
Feliz estoy de volver a escribir. Feliz de ser persona o medio persona. Sinceramente ya estaba pensando que el dedo del destino me estaba estrujando más de lo que debiera. No había manera de sobreponerme de una cuando caía en otras. 
Todavía con décimas en el cuerpo y con un cansancio sobrenatural he cogido el ordenador con muchas ganas. Puede que se deba a las plegarias amistosas, a lo mejor al romero quemado, sea lo que fuera ¡Bienvenido!
Pero hoy después de muchos días estoy mejor. Saliendo de esta laringitis aguda que es un parásito en mi cuerpo desde el día 15 de diciembre. Poco a poco se ha comido mis fuerzas, mi paciencia, mi sonrisa y últimamente mis ganas de compartir con las personas mi palabra. Sin contar que han aplazado la operación. Así que veo echado por tierra mis planes de volver a contar en febrero, muy a mi pesar.
Pero no queda ahí la cosa, si ya estaba mal hay que sumarle la visita de un virus, la gripe. Ésta amigos y amigas me ha dejado como si me hubiese pasado por encima una apisonadora.
Así que no es de extrañar que cuando esta mañana me ha visitado la cartera a casa...¡Ay madre que ilusión! un paquete grande, blandito y cuadrado. Un cuento, seguro que era un cuento pero ¿De quién? ¿Habría olvidado que pedí algo? Es cierto que he estado desconectada de todo, todo, todo. La persona del remitente no me sonaba, será un alma caritativa, jajaja.
Nada más abrir me encuentro con algo que hacía tiempo que me apunté y que ya había dado por perdido. 
Queridos amigos y amigas llegó ¡EL CUENTO VIAJERO!


Un cuento que salió de la colina de puck cómo todas las grandes ideas que tienen está también ha funcionado. Un álbum ilustrado que ha recorrido casas en busca de un montón de vivencias y que poco a poco lo han ido disfrutando familias y llenándolo de cariño y de aventura.
Cuando la familia cuentera termine investigando este maravilloso álbum ilustrado de Eric Carlé seguirá su camino en busca de su destino.
Ya habíamos tenido este cuento en casa, y la verdad, gustó porque eran peques y la repetición molaba un montón, pero ahora que son mayores (4 y 6 años) puedo decir que mis peques son muy selectos, críticos y saben muy bien los que les gusta y lo que no. Y si nos ha vuelto a enamorar es porque Emma ya sabe la hora y se lleva todo el tiempo hablando de ella, si le sumas que también sabe leer y le apasiona contar...Buuummm... explosión dentro de ella. ¡Emma protagonista! su hermano Theo escucha y por supuesto a sus padres nos encanta verla tan entusiasmada con la lectura.
Dentro de poco en el #Hoyleemos.

Besos voladores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada