lunes, 16 de mayo de 2016

"Cuentacuentos: Lola se va a África"

¡¡Buenos días amigos y amigas amantes de los cuentos!!

Feliz, feliz y feliz de haber contado el sábado.
Me llevo lo mejor de la feria del libro, lo otro agua pasada que ya ha sido depurada.
Llegué un poquito antes de mi hora. Cerca de media hora antes. No lo vais a creer, al igual que yo. Había muchas familias esperando un evento, a que abrieran las casetas de la feria del libro. Guardaban cola.... ¿para qué? nos preguntamos mi marido y yo. Le echamos un ojillo a la programación y a parte de mi actividad de cuentacuentos no había nada infantil. Bueno sí, el pollo pepe y pupi pero a las 18:30 horas. ¡¡Vaya!! Madre mía, ¿será por eso?

Abren las puertas de la caseta la Red para limpiarla. Allí estaba Teresa y el señor de sonidos. Dos personas muy entregada a su trabajo, un encanto de verdad. Me alegro que me hubiesen tocado de nuevo ellos dos. Muy amables y resolutivos.
Ellos me comentaban que nunca habían visto hacer cola con tanto tiempo para una actividad. Yo seguí pensando...Jo... ¿quién vendrá?
Se abre la caseta, se colocan las sillas y... se llenan en un tiempo record...ni un minuto...gente fuera; un señor trae más sillas; varias filas de niños en el suelo; adultos de pie; Me veo en nada de tiempo rodeada de muchas personas. Así me quedé, petrificada... ¿Toda esa cola era para el cuentacuentos?
¿Para mi contada? ¿Todos venían a escuchar las historias del libro mágico?


Los que se quedaron fuera por el lateral derecho


Los que se quedaron fuera por el lado izquierdo


Muchas caras conocidas de bibliotecas, colegios y librerías. Me encantó ver a mi público allí.
Sinceramente estaba aterrada a la vez que eufórica. Y para más inri fue empezar y la cámara de televisión de canal sur grabando.
Comienza la contada, soplar para abrir el libro mágico. 
Tres álbumes ilustrados de la editorial BiraBiro:
Lola se va a África; Billy y el Bisonte; ¡Arriba las patas!. 




Me lo pasé en grande, nos lo pasamos genial, cuarenta y cinco minutos de contada. Algún que otro contratiempo con el micro, pero por lo demás de fábula.
Desde mi punto de vista, el cual digo siempre que soy una privilegiada, veía como Pupi y El Pollo Pepe se iban acercando a mi caseta. Pensé, ay madre, que se van todos, con lo agustito que estoy aquí, rodeada de cuentos, con aroma de eau de gusanitos. Como se den cuenta me quedo solita contando.
Pues no, otra vez me equivoqué, todos se quedaron dónde estaban. Muy pendientes del cuento, pendientes de mi voz, pendientes de las ilustraciones.
En fin, orgullosa del público que allí se reunió. Público experto en cuentos, experto en familias, experto en lo que quieren para sus hijos.
Los padres se quedaron prendados de "Lola se va a África" y los peques de "Billy y el Bisonte" y "¡Arriba las patas!"

Solo me queda daros las gracias, de verdad, desde el corazón. 
Gracias por venir a la contada. Gracias por estar allí con el viento y la lluvia asomándose y deseando participar también.
Gracias a la editorial BiraBiro por confiar en mi como narradora oral para contar sus joyas literarias.
Gracias a Fran Nuño, canal conductor en esta actividad.

Feliz, feliz de ser narradora oral, dejando huella allá por donde cuento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada