miércoles, 16 de diciembre de 2015

#Hoyleemos "Un patio en el centro del universo"

¡¡Buenos días amigos y amigas amantes de los cuentos!!

Ayer me llegó otro libro de la mano de Boolino friends.  Estaba deseando que llegara el cartero, le preguntaba una y otra vez si tenía algo para mí, jajajajaj. Tenía mucho interés en este cuento desde la primera vez que lo leí en Facebook a través de un comentario de Gema Sirvent.
Pues tengo que deciros que nos ha encantado y emocionado. Creo que ayer me acosté con un sabor distinto. Un déjà vu de mi infancia.
Os presento el #Hoyleemos:

UN PATIO EN EL CENTRO DEL UNIVERSO


Álbum ilustrado infantil
Tapa dura.
Autor Carlos Rebate
Ilustrador Vicente Cruz.
Editorial Libre Albedrío.
Edad: para todos los públicos.

Abrir la cubierta, las guardas y llegar a la primera página. Aquí me enamoré de la historia y de sus ilustraciones. Ya me enganchó...

Dice Papá que el universo no tiene centro,
que se extiende hacia el infinito en todas direcciones,
pero yo sé que no es así.
El centro del universo está en nuestro patio.

Así comienza esta brillante y mágica historia. Un niño, una niña y su papá. No hay nada más, sólo las locas y naturales aventuras de una familia en tardes estivales. Unas vacaciones inolvidables.


En el patio de la casa se puede jugar a cualquier cosa, todo lo que tu imaginación pueda y más. Lo importante es el regalo que el padre les hace sin querer... su tiempo.
El niño y la niña disfrutan de juegos de siempre, de tardes en busca de conchas para enterrarlas y jugar a fósiles, de meriendas interminables y entretenidas.
De plantar semillas y dejar que germinen,


del descanso y el placer de las travesuras.


El papel del padre, tan fundamental en la vida de los niños y niñas. El compañero de juegos, la libertad sin ataduras, sin  obligaciones.

La infancia ese tiempo maravilloso que ningún niño debería perderse. Que después volvemos a vivirla con nuestros hijos. Esos momentos en los cuales tu padre forma parte de ellos. Esas tardes en las que juegas sin parar, creas, construyes  miles de aventuras. Y no quieres que termine nunca. Esa sensación de lo que está bien, de lo placentero, de lo genuino.


Esta última ilustración, mi preferida. Aún con lágrimas en los ojos, jijijij
Me recuerda a mi centro del universo, la azotea de casa de mis padres en noches de verano. Mi padre contando historias sobre planetas, estrellas... Todos mirábamos al cielo, sonrientes y felices. No hay un mañana, solo el presente, el ahora, ese momento.

Maravillosa historia de Carlos Rebate, emotiva y brillante. Escrita con una suavidad y delicadeza que me ha llenado muchísimo.
Las ilustraciones de Vicente Cruz me han dejado el corazón muy tierno esta mañana. Felicidad e infancia en estado puro.


Gracias a los amigos de Boolino por regalarme esta joyita, recomendado para todos los públicos.
Podéis comprarlo aquí

Feliz día, feliz lectura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada