domingo, 21 de febrero de 2016

"El musical de el viaje de Pinocho"

¡Buenos días amigos y amigas amantes de los cuentos!!

Ayer la familia cuentera y unos amigos fuimos a deleitarnos con un musical llamado El viaje de Pinocho". Antes de comprar las entradas había mirado por las redes que nos podía ofrecer. Y me quedé ojiplática con semejante elenco de palabras dedicadas a la función. Comprueben ustedes mismo en Ocio para niños.
¡¡Pintaza total!! Ni corta ni perezosa di luz verde a la compra de las entradas.


Llegó la hora, allí estábamos esperando a que abriesen las puertas de la Escuela Universitaria Politécnica de Sevilla.  Una cola enorme ya que las entradas no estaban enumeradas, pero felices de ser uno más.
Mis amigos y yo comentábamos lo baratas que eran las entradas y el mal que hacían a la cultura. Sobre todo porque vivimos de eso. Y además porque la gente paga más por una hora en un parque de bolas o en la compra de un globo que en una sesión de teatro, musical, cuentacuentos o animación cultural... Bueno que me desvío del tema jejejeje y no quiero hablar de eso.

Por fin entramos, los niños delante y los adultos atrás. Canciones de la infancia nos recibieron a todo pulmón. Familias cantando y bailando mientras se completaba el aforo. Por ahora de lujo, aunque la música para mi gusto muy poco cuidada.

Marta, Emma y Theo (este último haciendo de la suyas)
Se apagan las luces, comienza la función... bravooooo estamos deseando que salga Pinocho ¿Que nueva aventura nos traerá? 
Decepcionada es poco. Queridos amigos, ni vi, ni escuché un musical. Fue un espectáculo en toda regla donde se cantan alguna que otra vez en toda la función. Donde el decorado no cambia ya esté Pinocho en la selva o en el salón de Cenicienta. La vestimentas, las voces, los diálogos (que ni por asomo un niño entiende) Sin comentario. 
Aun no entiendo el papel de la madrastra, jajajaj, de verdad es que lo recuerdo y me entra la risa. ¡¡Era tan ridículo!! , pero esto es lo de menos. Seguí aguantando el tirón y manteniendo el tipo. 
Lo que me hizo replantearme no irme y sacar de allí a mis peques  fue el sentido común.

Pues veréis, no voy a contar la historia que la verdad es insípida y hubo un momento que me acojoné de miedo con el león.... ¡¡Puff que susto de voz de ultratumba!! Más de un niño se fue con sus padres. ¿Me había quedado dormida? ¿Que me he perdido? no entendía nada de lo que estaba pasando. ¿No era un musical? ¿una comedia? ¿cuento de terror?

La chica y el chico muy monos en su papel trabajaban bien. Aunque les hablaba a los niños como si fuesen bebés, ya sabéis el habla balleno pero sin exagerar. Sí, ese papel que los adultos interiorizamos cuando hay un bebé cerca. Además que alguien me explique la historia porque sigo sin pillarla. 

Pero que cuando llegue el cuento de la Cenicienta  (ya todos sabéis el cuento, la pobre no para de Limpiar, limpiar, limpiar y obedecer a su madrastra e hermanastra...) automáticamente empiece a imitar el habla andaluz...AARRGGGGGGGGGG. ¡¡Vomitivo!! Algunos adultos nos mirábamos y no podíamos creer lo que escuchábamos. ¿Pero bueno, es que cada vez que haya un papel de limpiadora tiene que hablar andaluz y encima mal? indignada.

Claro esto es lo que pasa cuando vas a escuchar y ver un musical y te ponen un espectáculo infantil. O cuando vas a un cuentacuentos de adultos y te encuentras a un señor o señora haciendo un monólogo. O un cuentacuentos infantil y te encuentras a un cantajuego... Gracias a Dios los hay muy buenos y tengo la suerte que en mi ciudad hay mucha variedad.
En fin, me fui lejos de allí, tenía que digerir semejante espectáculo. No me gusta que me engañen y así me sentí.
También tengo que decir que hubo familias que salieron muy contentas de allí. Para gustos, muchos, tantos como personas hay en el mundo. Pero muchas otras salimos muy muy decepcionadas.
Mi hija Emma de 7 años salió diciendo: Lo único que me ha gustado es la canción.
Theo de 5 años no le gustó tampoco, dijo que les hablaban como si fueran bebés.
Y la amiga de mi hija, Marta de 7 años, se asustó con la voz de ultratumba del león. Y además apuntó, por lo menos podrían haberse disfrazado de Pinocho y que hubiese hablado algo. La simplicidad de los niños hace que nos planteemos muchas cosas.

Bueno esta es mi opinión, y quería comentarla porque de verdad que me sigue quemando por dentro. Ya tengo dos recuerdos negativos de funciones culturales en Sevilla. La de ayer y la del año pasado en la Librería San Pablo (digo dos porque son los mas desastrosos). Un cuentacuentos cofrade que dejó mucho que desear. ¡¡Pero claro!! para algunos adultos no les importa la calidad si entretienes un ratito al niño o niña. Sin importarles la persona que está trabajando y se curra cada acto, cada sesión, cada espectáculo y cobran por ello.
Recuerdo un comentario en facebook de un compañero cuentero que se quejaba de lo mismo que yo ahora. Por lo visto, vamos mal, muy mal en cuánto a la cultura y lo que queremos ofrecerles a nuestros hijos e hijas. 

En fin, deseando estoy que llegue el verano para ver el musical que ofrece el colegio Nuestra Señora de la Caridad de Sanlúcar de Barrameda, Cádiz. Eso si que es un musical grandioso y lo hacen los alumnos ayudados por familias, profesores y centro. Os recomiendo que vayáis. 
Fuimos a ver Frozen y fue francamente ¡¡¡espectacular!!!

Puff que a gusto me he quedado. ¡¡Viva la libertad de expresión!!

Feliz Domingo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada